lunes, 7 de mayo de 2012

Cuba y sus tormentos.

Si hicieramos una lista de las cosas que perturban la tranquilidad intranquila de la dictadura cubana seguro sería extensa, el sistema comunista que impera en esa Isla se encarga de crear fantasmas para luego combatirlos, así tenemos que el malévolo imperialismo yanqui junto a la mafia de Miami y el sempiterno y socorrido chivo expiatorio Posada Carriles, que es quien paga todo lo que a esos locos asesinos pueda ocurrirseles con tal de hacer creer lo que ya nadie cree ocuparían los primeros lugares, sin embargo, nada se compara con la aprehensión que sienten el anciano y cadaverico dictador junto a su pequeña corte de impensantes y octogenarios camaradas por la tecnología y su implacable avance, ese monstruo de cien cabezas que como hidra venenosa le sale al paso por doquier, esa que permite filmar un acto de repudio en el momento que ocurre y que podamos condenarlo a escasos minutos de acaecido o divulga una denuncia telefonica ya sea en twitter o facebook y expone al mundo la cruda realidad de los cubanos.
Tan sumidos y enfrascados estan estos dinosaurios vivientes en mantener lo que de poder les queda creando controles, leyes e impedimentos que hacen como el avestruz, entierran la cabeza para no ver la realidad, esa que los apabulla a diario y que terminará por imponerse, no podrán esquivarla eternamente.