lunes, 12 de abril de 2010

Compradores de tiempo, vendedores de patria.

Si este grupo de cubanos, alabarderos del régimen , masoquistas e insensibles, empeñados en "dialogar" con quien no quiere escucharlos, defensores a ultranza del derecho de los sin derecho pusieran ese mismo empeño en exigir al gobierno cubano a viva voz la libertad que arrebataron y mantienen cautiva por más de medio siglo ya, estoy segura que otro gallo cantaría.
Si en vez de seguir desvirtuando la atención del mundo sobre lo que pasa en Cuba, tendiendo ramas de olivo a quien solo espinas da se llenaran de corage y rompieran la mordaza, todo cambiaría.
Hay que ser tarado mental o simplemente formar parte de una u otra forma del andamiaje gubernamental cubano para estar a estas alturas pidiendo referendums al tirano y con ello irrespetar la memoria de tantos muertos, es desconocer de manera burda el sacrificio y el dolor de un pueblo entero, es mancillar la memoria del apóstol, es cubrir de ultraje nuestra bandera ,una mofa a los que en aras de la vida ofrendan la suya. Es admitir de manera tácita que Orlando Zapata Tamayo murió en vano , que Guillermo Fariñas es un tonto y lanzar a Las damas de Blanco al despeñadero.
El sistema Castro comunista imperante en Cuba núnca cederá un ápice de poder, jamás negociará algo sin que sea ventajoso para el, mucho menos reconocerá otro derecho que no sea el suyo propio, es su naturaleza brutal y asesina la que determina su actuar.
Si durante cincuenta y un años se han mantenido por la fuerza del terror, que nos hace suponer que renunciaran a el?. Abramos nuestros ojos y captemos los mensajes, como dijera Antonio Maceo, la libertad no se mendiga, se conquista con el filo del machete.

No hay comentarios: