lunes, 30 de julio de 2012

Se hizo la luz?

Independientemente de lo que hayan declarado Angel Carromero y Aron Mudig en referencia al accidente donde perdieran la vida Osvaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero, declaración en la que se autoincriminan y pide incluso el sueco perdón al pueblo cubano etc, etc, etc, todos sospechamos como fueron obtenidas esas declaraciones, quien haya sufrido en carne propia el terror que son capaces de desplegar las hienas castristas sabe el infierno en el que viven estos dos seres humanos, y la presión a que han estado sometidos con tal de presentar al mundo un testimonio que desafortunadamente será el que oficialmente quedará para la historia, estaba urgida la dictadura castrista para hacerlo, el muerto pesa demasiado, la familia no acepta los hechos y estamos hablando de Cuba, país en el que todo el mundo sabe que no se respeta el derecho sencillamente porque no existe.
Lo cierto es que la verdad sobre este lamentable hecho es poco probable que algún día la sepamos, aúnque la viuda de Payá tenga acceso a los documentos del proceso e incluso a los testigos, penderán sobre ellos siempre como espada de Damocles las amenazas veladas y el lenguaje subliminal con el que fueron acosados durante estos diez días que demoró en salir al claro la versión oficial del hecho.
También queda claro, para quienes no lo saben, o se hacen los tontos y se dedican al doble juego de la diplomacia apoyando al tirano publicamente, pero viendo como sacan lasca del deterioro de la situación cubana y tratan subrepticiamente de ir colando sus peones para cuando el momento llegue, que la familia Castro, no admite doble juego no perdona a quien trate de hacerlo, ni cede espacio alguno, queda diáfano, cristalino y transparente que no será la iglesia ni mucho menos España quienes impongan condiciones en Cuba, que son unicamente ellos, los Castro quienes deciden que, quien, como y cuando se hace. Estos dos extranjeros "incautos" serán los mejores exponentes de como se maneja en Cuba la justicia, servirán de escarmiento y freno para quienes pretendan en el futuro jugar con la cadena intentando no tocar al mono.

miércoles, 23 de mayo de 2012

martes, 22 de mayo de 2012

lunes, 21 de mayo de 2012

lunes, 7 de mayo de 2012

Añoranza y desarraigo

Mi ciudad está desierta, los colores ya no existen, la alegría se marchó, de aquellos que de niña conocí pocos quedan, sin arraigo ni esperanza, pocos sueñan, acaso esperan un milagro, ese que logre sacarlos del marasmo en que viven? día a día.
Por las calles destruidas y ruinosas deambulan los sin nada, la tristeza es la que impera, los carteles y consignas que alguna vez motivaron solo desprecio y burla provocan, es sombrío y tétrico el panorama, cual resto de rabo de nubes que destroza y esparce lo que destroza, así anda el cubano, disperso por el mundo, llevando a cuestas su dolor, su deseo de tener nuevamente patria, de mirar a su alrededor y ver rostros conocidos, amigables, de no escuchar más ( se fué) cada vez que por alguien pregunta, de ver florecer su tierra, no presenciar más llanto y dolor, desesperanza y abandono, de largar de una vez el lastre que ha dejado la epidemia comunista en nuestra tierra, de mirar con fé y optimismo el futuro.

Cuba y sus tormentos.

Si hicieramos una lista de las cosas que perturban la tranquilidad intranquila de la dictadura cubana seguro sería extensa, el sistema comunista que impera en esa Isla se encarga de crear fantasmas para luego combatirlos, así tenemos que el malévolo imperialismo yanqui junto a la mafia de Miami y el sempiterno y socorrido chivo expiatorio Posada Carriles, que es quien paga todo lo que a esos locos asesinos pueda ocurrirseles con tal de hacer creer lo que ya nadie cree ocuparían los primeros lugares, sin embargo, nada se compara con la aprehensión que sienten el anciano y cadaverico dictador junto a su pequeña corte de impensantes y octogenarios camaradas por la tecnología y su implacable avance, ese monstruo de cien cabezas que como hidra venenosa le sale al paso por doquier, esa que permite filmar un acto de repudio en el momento que ocurre y que podamos condenarlo a escasos minutos de acaecido o divulga una denuncia telefonica ya sea en twitter o facebook y expone al mundo la cruda realidad de los cubanos.
Tan sumidos y enfrascados estan estos dinosaurios vivientes en mantener lo que de poder les queda creando controles, leyes e impedimentos que hacen como el avestruz, entierran la cabeza para no ver la realidad, esa que los apabulla a diario y que terminará por imponerse, no podrán esquivarla eternamente.